Publicado en Curiosidades, Motivación

Beneficios de un buen “Cuentacuentos” o “Coach”

Uno de los mayores placeres vinculados con la literatura es que alguien te cuente una historia. Pero no vale cualquier orador, debe ser alguien que lo haga con sentimiento.

La literatura oral puede darse casi por perdida, ahora todo está registrado en papel y en cualquier lado de la red. Sin embargo, podemos encontrar la figura del cuentacuentos como continuador de la tradición oral.

El contar una historia es un acto intenso, de comunicación personal. Invita al recogimiento, a concentrarse, a refugiarse. Pérez y Calatayud manifiestan que, el cuentacuentos es ese que le da un soplo de vida a cada historia, a cada personaje, a cada hecho, sensación, sentimiento. Es un personaje fundamental porque sin él, el cuento se convierte en algo dormido, aletargado. Sus personajes están con ganas de que alguien les cuente para así colarse por los oídos de otras gentes. Y de oído en oído, de gente en gente, van recopilando, recorriendo y mirando amores, recuerdos, lugares…y creciendo.

Quien no recuerda “el Cuentacuentos” aquella serie de televisión británico-estadounidense creada y producida por Jim Henson en 1987, donde se relataban legendarios cuentos europeos a través de la combinación de actuación de actores reales y marionetas.

Actualmente esa versión de “cuentacuentos” la podemos encauzar hacia el llamado fenómeno “coaching”. En mi opinión podemos usar la hora del cuento, teniendo en cuenta al público, tus hijos o un auditorio completo, como momento de motivación y ánimo, ya que un buen cuentacuentos conseguirá que  el público lo mire, lo escuche, estar pendiente de lo que siente y hacerles sonreír o llorar. Sentir esa necesidad y placer de contar, hará que se transmita una onda de empatía que el proceso saldrá exitoso y brillante.  Un buen coach hará que su público integre completamente sus sentidos e inteligencia cognitiva.

¿Creéis que los “cuentos” nos ofrecen beneficios, como estrategia didáctica, en el proceso de enseñanza del aprendizaje o  motivacional?

¿Qué podemos hacer o qué debemos tener para poder ser un cuentacuentos ideal?

Comentad si os gustó la entrada.

¡Feliz Día!

Anuncios